Uruguay: Obras en Templo

La Iglesia de Dios de San Gregorio, en el centro del país,  está realizando trabajos de mejora y mantenimiento. Mientras tanto, los hermanos celebran los cultos de manera virtual y han tenido hasta 600 personas conectadas, comentó el pastor Juan Carlos.

En la nave principal del templo están colocando porcelanato y están reparando los baños. Además, se está hermoseando la fachada del templo.

Aunque es un trabajo grande, los hermanos confían que pronto estará listo para gloria de Dios.

 

Este viernes: Zoom para jóvenes

En las reuniones virtuales de los viernes, la Confraternidad Interamericana de la Iglesia de Dios (CIID) se enfocará hacia los más jóvenes con la temática Hablemos del Espíritu Santo impartida por el pastor de jóvenes y conferencista Sebastian Franz desde Oklahoma, Estados Unidos.

El horario será el mismo:  8:00 horario del Este de Estados Unidos, Bolivia, Cuba, Chile, Paraguay, República Dominicana  y Puerto Rico, 7:00 de México, Colombia, Ecuador,Venezuela y Panamá, 6:00 de Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Haití, y 9:00 de Argentina, Uruguay y Brasil.

La reunión virtual se hará a través de la plataforma Zoom y se informará del link para acceder.

 

 

 

Pastor, teólogo, y ahora presidente de Malaui

Lazarus Chakwera se convirtió en el nuevo presidente con la particularidad de haber sido antes pastor y teólogo de las Asambleas de Dios en ese país africano. El presidente electo resultó ganador de los comicios luego de que el Tribunal Constitucional había anulado las elecciones de 2019 debido a la gran cantidad de irregularidades.

«Me siento como Lázaro: regresé de la muerte» bromeó el flamante mandatario. En 2019 las elecciones había dado como ganador a su rival y actual presidente Peter Mutharika. Sin embargo, la Justicia del país demostró existencia de un fraude generalizado y ordenó que se repitieran los comicios en los que Chakwera ganó por el 58% de los sufragios.

El presidente prometió no ser «presidente de la facción sino ser el presidente de cada uno en el país». «Con la ayuda de ustedes vamos a restaurar la fe en tener un gobierno que sirva; no un gobierno que mande, un gobierno que inspire, no un gobierno que enoje, un gobierno que escuche, no un gobierno que grite, sino un gobierno que pelee las peleas por ustedes y no en contra de ustedes», dijo en un emotivo discurso.

 

La Iglesia y la Nueva Normalidad

Por René Christie. Pastor,

tecnólogo y co editor de La Trompeta.

Panamá

 

Como es de conocimiento de muchos el COVID-19 ha cambiado la forma de ver las cosas y de cómo vamos a tratarnos ahora. Los bloques económicos que van abriendo de forma gradual, que, en muchos casos, provocan rebrotes de esta pandemia confundiendo a los galenos y técnicos médicos, que ya están visiblemente cansados, pero dando todo lo que tienen para salvaguardar la salud de la población.

Estos bloques que se formaron en la mayoría de los países, fueron abriendo de forma gradual, donde en algunos casos están en el segundo (por lo menos en Panamá), otros en el tercero y como en Europa que ya están en lo que conocemos como el bloque cinco.

Ejemplo de estos bloques por lo menos en Panamá podemos ver que el bloque uno consiste en la apertura de:

Talleres de mecánica y repuestos en general, servicios técnicos: plomeros, electricistas, mantenimiento de sistemas, aires acondicionados, ascensores, mantenimiento y limpieza de piscinas; la pesca industrial y la acuicultura y las ventas al por menor en su modalidad de ventas en línea o comercio electrónico.

El bloque dos: Está el sector de la construcción en su modalidad de infraestructura pública, la minería no metálica, las áreas y lugares de culto, sociales y deportivas solo a una capacidad de 25% y guardando una distancia de dos metros.

El bloque tres: Está conformado por el comercio al por menor, el comercio al por mayor, las ventas de autos, servicios profesionales, servicios administrativos y construcción de proyectos privados.

El bloque cuatro: Conlleva la apertura de hoteles, restaurantes y el transporte aéreo

El bloque cinco: mientras que el bloque cinco incluye la educación, el transporte no esencial, deporte, bares y sitios de esparcimiento.

El bloque seis: Es la etapa final, incluye a todos los sectores económicos que no estaban abiertos e incluye conciertos, ferias, patronales y discotecas. Datos tomados de la Estrella de Panamá, edición del 11 de mayo de 2020.

A las iglesias les tocó el bloque dos, donde el protocolo de higiene es muy riguroso y las autoridades de salud están al pendiente de que se cumplan las medidas a cabalidad. Entre las medidas que quiero recalcar están:

  • Niños de cero a diez años no podrán asistir al templo por el momento.
  • Adultos mayores de 60 años no deben asistir, si lo hacen, es bajo su propio riesgo.

La segunda, la de los adultos mayores, según la Alianza Evangélica de Panamá en reunión con las autoridades, decidieron dejarlo de esa manera, o sea, bajo su propio riesgo, debido a que muchos pastores tienen más de sesenta años, por lo que tienen que tomar medidas especiales para con este grupo de edad.

Estas y otras medidas, como el distanciamiento, hacen que sea como extraño la confraternidad en y la Koinonía en los templos, sumados a que, por lo menos en mi país, los servicios solo pueden ser hasta dos horas.

Algunos toman estas medidas como ataques del enemigo que no quiere que estemos “juntos en armonía” Sal 133:1, otros se sienten perseguidos porque dicen que nadie debe indicarles cuánto tiempo deben estar en un servicio.

Hay también algunas disposiciones que el ministerio de salud indica que se debe tener en los sitios de reunión como: pediluvios, dispensadores de gel alcoholado, mascarillas para el que llega y no cuenta con uno o está deteriorado proporcionárselos y no puede faltar el medidor de temperatura.

Esto hace que el presupuesto de las congregaciones aumente, porque siempre deben estar disponibles. Hay algunas congregaciones que por ahora no pueden adaptarse a la medida por lo que no han podido abrir; los especuladores han querido jugar con los precios; gracias a Dios, el gobierno ha detenido esto, fijando los precios.

Para mí lo importante es seguir predicando la palabra sin importar las restricciones que quieran indicar los grupos de salud pública, tomando las medidas necesarias para hacerlo. Seguir utilizando la tecnología digital, la cual ha hecho que el pueblo de Dios se haya acercado más cada día, como también los medios de comunicación más tradicionales como una llamada telefónica, para llevar ese mensaje muy importante, que es el de la salvación de nuestras almas, donde una vida, que no cometió pecado, tomó nuestro lugar y murió en una cruz, este es JESÚS, a quien debemos amar, honrar y servir por siempre.

Sigamos adelante, que nada nos detenga, sirvamos a Dios en cualquier condición y no dejemos de compartir su palabra y utilicemos los recursos que tengamos y los que nos provea el Señor, quien es dueño de todo.

No sabemos qué sigue luego de esta pandemia, lo que sí sé, es que no debemos desmayar porque El Señor está con nosotros como poderoso Gigante. Jeremías 20:11.

Bendiciones.

Edición Impresa

Hablemos de la Segunda Venida de Cristo

Por Marcos García y Bill Konstantopoulos

Desde  sus inicios como movimiento en la Iglesia de Dios vivimos con la firme esperanza de que Cristo volverá. En este escrito, además de dar un vistazo general a este gran acontecimiento, lo primero que deseamos acentuar y asegurarnos comunicar es que Cristo viene y su retorno es esperanza. La segunda venida de Cristo no es un evento catastrófico o trágico, más bien es un evento glorioso de buena voluntad. Es parte de la Buena Nueva. Es el cumplimiento de la promesa de Jesús cuando dijo: “En la casa de mi Padre muchas moradas hay, si así no fuera yo lo hubiera dicho. Voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar vendré otra vez y os tomaré a mí mismo para que donde yo estoy, vosotros también estéis” (Juan 14.2-3)

 

Consiga la versión impresa

Noche bendecida en Zoom

Anoche se hizo una reunión virtual a través de la plataforma social Zoom con el pastor Filiberto Irola Calderón que aunque es de nacionalidad costarricense, vive en Argentina con el tema «Que tu fe no falte».

En la reunión en la que participaron hermanos de muchos países de nuestro continente se exhortó a permanecer y esperar en Dios en medio de este tiempo de prueba a nivel sanitario y económico.

El próximo viernes se hará otra actividad con jóvenes cuyo orador será Sebastián Franz, desde Oklahoma, Estados Unidos.

Nuevos misioneros en Costa Rica

Los misioneros Aron y Melissa Thompson irán a Costa Rica en 2021 junto con su familia. Oriundos de Estados Unidos, ambos tienen un fuerte llamado de Dios por las misiones en América Latina. Ya han visitado Honduras y República Dominicana. «En febrero de 2019 en un viaje a Costa Rica sentimos la confirmación de Dios de que Él nos estaba llamando a un ministerio a tiempo  completo en América Latina y no estábamos seguros si Costa Rica iba a ser el país», contó Melissa. Fue en Costa Rica donde vieron las oportunidades qe había para servir a junto a la Iglesia Nacional.

Se conocieron en la Mid American Christian University, una de las universidades de la Iglesia de Dios, se casaron luego de finalizar sus estudios y siempre han servido al Señor. El matrimonio tiene dos hijos. Han estado sirviendo a Dios en ministerios enfocados a niños al tener Melissa formación como docente.

«De nuestra experiencia sobre América Latina, los cristianos que conocimos tienen una fe contagiosa y tienen un hambre por aprender de Dios  y eso nos entusiasma. Cuando estuvimos en Costa Rica, la gente estaba feliz de estar en la iglesia. Los tiempos de culto son momentos en los que la gente se alimenta espiritualmente. Nuestra percepción es que el movimiento de la Iglesia de dios en América Latina es fuerte y está creciendo y que la gente tiene sed por aprender de Dios».

 

Denuncian violencia sexual en Sudán del Sur

Con pocos años de vida, es uno de los países más jóvenes del mundo, de reciente separación de su vecino del norte con quien tuvieron una de las guerras civiles más largas del planeta, por lo menos en la historia reciente. En semejante contexto, un grupo de representantes de distintas iglesias cristianas pidió que se terminen las agresiones sexuales a niños y mujeres por parte de los grupos armados. Además reclamaron el fin de los matrimonios forzados, la esclavitud sexual y el hostigamiento.

La misma entidad había mostrado su preocupación por los rebrotes de «violencia en Greater Jonglei, Ruweng, Warrap» y demás zonas de uno de los países más pobres del mundo. «Le pedimos al Gobierno y a los Grupos de Oposición a terminar con la violencia» dice de manera enfática el comunicado que tiene la firma de líderes evangélicos y católicos.

El país se separó de su vecino Sudán del Norte hace menos de una década. En el conflicto hay cuestiones identitarias, étnicas, religiosas, económicas y políticas tal como ha ocurrido en la mayoría de los países subsaharianos desde el Proceso de Descolonización.

Lea el documento oficial en inglés haciendo clic aquí.

La Culpa la tiene el otro

En este comienzo de un nuevo año, debemos cada uno de nosotros evaluarnos y ver cual es nuestra responsabilidad.

El humorista argentino Tato Bores pasará a la historia como un filósofo humorista político, sutil y observador de las vilezas y picardías con que los seres humanos se tratan. Estos días tuve la oportunidad de leer uno de sus monólogos que relata la siguiente historia.

«La culpa de todo la tienen el ministro de economía»
– Dijo uno.
«¡No señor!» Dijo el ministro mientras buscaba plata debajo del zócalo. «La culpa de todo la tienen los banqueros.
«¡Calumnias!» Dijo un banquero mientras depositaba a su madre a siete días.
«La culpa de todo la tienen los políticos que prometen una cosa para nosotros y hacen otra para ellos.
«¡Eso es pura maldad!» Dijo un diputado mientras preguntaba donde quedaba el edificio del congreso.
«la culpa de todo la tienen los científicos que creen en el Big Bang y no  en Dios».
«¡Error!» – Dijo un científico mientras diseñaba una bomba capaz de matar a más gente en menos tiempo, con menos ruido y mucho más barata. «la culpa de todo la tienen la justicia que permite que los delincuentes entren por  una puerta y salgan por la otra.
«¡La culpa de todo la tiene los jóvenes de pelo largo!»
«ustedes están locos» – dijo un joven mientras pedía explicaciones de por qué para ingresar a la universidad, debía saber leer y escribir.
«¡paren la mano!» dije yo. «Yo se quien tiene la culpa de todo: La culpa de todo la tiene el otro. “¡El Otro. Siempre tiene la culpa!»
«¡Eso, eso!» – exclamaron a coro. «El señor tiene razón. La culpa de todo la tiene el otro… el otro… el otro»

Es lamentable en estos tiempos ver a muchos hermanos de nuestra y de nuestras iglesias angustiados, padeciendo enemistades pleitos por culpa del Otro, especialmente cuando poseemos en la Biblia tan ricas enseñanzas para convivir en armonía.

Las discordias que conducen a la desunión o a la falta de compromiso en la iglesia provienen de actitudes personales, mientras esto sea así, nada cambiara, decimos si el otro no cambia. Sin embargo tenemos que tener en cuenta que Jesús dijo lo siguiente: “Si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entrareis al reino de los cielos”. Nadie puede hacerse justo solo obedeciendo leyes y pactos, como creían los religiosos de antes y también los actuales, sino siendo justos mediante la nueva naturaleza que Dios pone en nosotros.

Los nuevos convertidos van a reclamarnos sino hacemos algo en este sentido, tenemos que hacer un sacrificio y lograr aumentar la unidad entre los hermanos y la iglesia.

A continuación veremos claves bíblicas para crecer en la unidad:

  1. Aceptar la responsabilidad personal para aumentar y mantener la

unidad cristiana. (Efesios  4: 1 – 3)

“Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como  es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;”

 

  1. Aceptarnos los unos a los otros como hermanos en Cristo

(Romanos 14: 1; 15: 7)

Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones.”

“Por tanto, recibíos los unos a los otros, como también Cristo nos recibió, para gloria de Dios”.

 

  1. No guardar rencores (Efesios 4: 26; Colosenses 3: 13)

Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo,”

 “soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros”.

 

  1. 4. Evitar murmurar y criticar (Santiago 5:19 – 20)

Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver,

sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados”.

 

  1. Soportar a su hermano, aún cuando no pueda comprender u

aprobar su actitud o hechos (Efesios 4: 2)

con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor”

 

  1. Perdonar a los que nos hieren, que manifiestan contienda o que

pecan contra nosotros. (Colosenses 3: 13)

soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros”

 

  1. Evitar el agradarse a sí mismo y salirnos siempre con la nuestra. (Romanos 15: 1 – 3ª)

Así que, los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos. Cada uno de nosotros agrade a su prójimo en lo que es bueno, para edificación. Porque ni aun Cristo se agradó a sí mismo;”

 

  1. Deje que su hermano forme su propia opinión. (Romanos 14: 15)

Pero si por causa de la comida tu hermano es contristado, ya no andas conforme al amor. No hagas que por la comida tuya se pierda aquel por quien Cristo murió”.

 

 

  1. Evitemos condenar a los que no están de acuerdo con nosotros

(Santiago 4: 12)

«Uno solo es el dador de la ley, que puede salvar y perder; pero tú, ¿quién eres para que juzgues a otro?

 

  1. Reconocer que necesitamos de otros tanto o más que lo que

otros necesitan de nosotros. (1 de Tesalonicenses 5: 11)

“Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.”

 

  1. Constantemente adaptarnos a otros por la causa de Cristo. (1 de

Corintios 9: 22 – 23)

Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos. Y esto hago por causa del evangelio, para hacerme copartícipe de él.”

 

 

  1. Tomar la iniciativa de re – establecer la unidad aunque nosotros

no seamos los culpables del problema o la división. (Mateo 5: 22 –

23)

Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego.   Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti,”

 

  1. Poner más tiempo en escuchar y comprender a los demás que

en expresar nuestra propia opinión (Proverbios 10: 19; 17: 27)

En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente. El que ahorra sus palabras tiene sabiduría; De espíritu prudente es el hombre entendido.

 

  1. Y sobre todo enfatizar el amor (Colosenses 3: 14)

“Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.” 

 

(1 de Tesalonicenses 4: 9 – 10)

“Pero acerca del amor fraternal no tenéis necesidad de que os escriba, porque vosotros mismos habéis aprendido de Dios que os améis unos a otros; y también lo hacéis así con todos los hermanos que están por toda Macedonia. Pero os rogamos, hermanos, que abundéis en ello más y más;”

(1 de Pedro 1: 22)

Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el

amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro”;

 (1 de Juan 3: 16)

“En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.”

 

Espero queridos hermanos que cuando tenga un problema con otro hermano, cuando no entienda la actitud de otros hermanos en la fe, recuerde estos consejos bíblicos y actué según lo que la Biblia dice, así tendremos un 2012 unidos y podremos decir que en Cristo Jesús somos más que vencedores. Así terminamos recordando este último pasaje: ““En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por  nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.”

 

Amen.

Pr Ernesto Gonzalez. Pastor, profesor del Instituto Daniel Warner y co-editor de La Trompeta

 

India celebra bautismo

La Iglesia de Dios estuvo de fiesta porque un nutrido grupo de hermanos decidió obedecer el mandamiento del bautismo hace dos semanas comentaron los hermanos Don y Caroline Armstrong que están a cargo de las misiones de la Iglesia de Dios en esa parte del mundo.

«Estamos en comunicación con pastores y líderes en Asia y el Pacífico y estamos sorprendidos por el poder inmutable del Evangelio para alcanzar personas y darles un mensaje de esperanza» comentaron los Armstrong pese a que por las restricciones del Covid-19 no pudieron viajar.

La India es una de las zonas del globo con más persecución en este tiempo debido al rebrote del fundamentalismo hindú que además tiene sustento gubernamental. Pero pese a eso, el Evangelio sigue ganando almas para Cristo.

TAPAS

La Trompeta es una publicación de

Editorial La Trompeta, Ltd
410 N Arsenal Avenue
Indianapolis  IN  46201
U.S.A.
Tel. (+1) 317 833 7440

Favor de dirigir correspondencias a

David Luchini
Córdoba 742
Cosquín Córdoba
ARGENTINA  C.P. 5166
Tel. (+54) 9 3541 218973

davidluchini@latrompeta.org

Genesis – Misiones

Una breve introducción al inicio de la obra misionera en la Iglesia de Dios.